lunes, 6 de marzo de 2017

Carencias en la plantilla vs responsabilidad del Jefe

Cuando las empresas se ponen en contacto conmigo, me piden ayuda para ver cómo podemos hacer para que sus empleados,  rindan más, estén más motivados, se comprometan más con la empresa…… y una serie de necesidades que según ellos, los responsables, el CEO o Director de la organización, detectan y les está produciendo un trastorno en la misma.

Conforme voy escuchándoles  y  haciendo preguntas, empiezo a darme cuenta de algo que ellos no han visto en todo el tiempo que llevan trabajando con sus empleados: el comportamiento o actitud de sus empleados, tiene un alto porcentaje de relación a cómo ellos mismos actúan  con sus empleados.
Es decir, me estoy refiriendo a cómo dirigen ellos a su personal.
Y digo dirigir y no liderar, pues liderar, para mí son “palabras mayores”.
El “cargo “de líder, no es algo que tu solito/a te puedas poner como etiqueta, igual que la etiqueta que lleva el traje que te compras. El papel de “líder” te lo asignan otros, en base a cómo te relacionas con ellos.
Por tanto, cuando escucho sus palabras, cuando me cuentan las debilidades, carencias o necesidades en sus equipos de trabajo, solo me viene a la cabeza, la palabra:

“LIDERAZGO, LIDERAZGO, LIDERAZGO”.              

Efectivamente , la palabra liderazgo, es algo que igual que el término “Educación”, nos sale ya, hasta en la sopa, pero no por ello, podemos obviarla, pues eso supondría, que  queremos dar “de lado lo que ello supone”.

Siguiendo con mí narración, tras finalizar mi escucha, es cuando empiezo a llevar a esa persona al término “responsabilidad”, sí “responsabilidad”, sobre lo que él/ella me cuenta.
Las personas con cada uno de los actos, de nuestra vida, con cada mínimo movimiento que hacemos , producimos un impacto, generamos un efecto en los que nos rodean, igual que cuando tiras una piedra a un lago, y empiezan a surgir hondas alrededor de donde cayó la piedra.
Entonces, es cuando  hago ver a la persona con la que me entrevisto, el impacto que tiene en su personal, cada frase que sale de su boca, cada paseo o no paseo, por el puesto de trabajo de la empresa, cada mirada que lanzan, cada “ caricia o no caricia  ( metafóricamente hablando) que trasladan a cada persona con la que se cruzan en la misma y así un sinfín de movimientos que diariamente hacen y que no son conscientes hasta ese momento, en el que entienden que esa falta de motivación, de compromiso o falta de rendimiento, está directamente relacionada con su comportamiento hacia ellos.

Por ello nunca me cansaré de decir que la primera responsabilidad de alguien que asume un “cargo” , un rol y tiene personal bajo su paraguas , no es saber mucho sobre la tarea que tienen que desempeñar los suyos (aunque no está de más), sino “manejar” equipos humanos, como el que tiene el carnet de conducir 20 años, conocer el comportamiento de las personas, saber qué necesitan y que no necesitan y sobre todo , sobre todo , “ Desarrollar una capacidad  de Observación y Escucha”, inigualable, pues con solo eso y ayuda de algún profesional en el Ámbito del Desarrollo de competencias o Talento, ya habrá avanzado en más del 60% de sus objetivos.

Por ello desde aquí, que me estás leyendo , te lanzo el reto de dedicarte unos minutos todos los días, a observar a tus empleados, a escucharles, a mirarles a la cara y a interpretar lo que necesitan; a veces no necesitan más que una mirada sincera, un buenos días de corazón y una pequeña pregunta ¿Qué tal estás? O “Fulanito/a, me he dado cuenta de lo bien que gestionaste ayer ese asunto que te asigné”.

El liderazgo, empieza por estas pequeñas cosas como te acabo de mencionar, así que, te invito a que empieces a introducir en tu día a día, estos pequeños actos, que aunque te parezcan algo “ñoños” o “insignificantes”, te aseguro y ya me contarás, que empezaran a darte otro tipo de resultados en menos tiempo del que pensabas.

Encarna Teruel
Coach Profesional
Consulting & Developement

lunes, 20 de febrero de 2017

MIEDOS VS. COACHING DEPORTIVO

Según la RAE, el miedo es “la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario”. En apenas dos frases, los académicos nos resumen la emoción responsable de mantenernos vivos desde tiempos inmemoriales. En el arduo camino del conocimiento de nuestra mente y su funcionamiento, nos queda aún tanto por explorar y asumir, que probablemente por eso la mayoría de nosotros consideremos como un problema uno de los mejores recursos de supervivencia que posee el ser humano: sentir miedo.

Desde hace millones de años y hasta nuestros días, hay un patrón idéntico e inalterable en las reacciones que genera nuestro organismo ante la presencia de una amenaza real o imaginaria. En un estado de alerta, se produce una alteración del ánimo que nos predispone física y fisiológicamente para desembocar en alguna de estas tres respuestas ancestrales: bloqueo, huída o lucha.


Tal vez hace 200.000 años tuviera sentido que el “homo sapiens” corriera en dirección contraria a la amenaza que acechaba y trepara en apenas unos segundos al primer árbol del bosque, o mejor aún,  que días más tarde la emprendiera a golpes con su maza de sílex contra la misma hiena de las cavernas que le había hecho huir en la primera ocasión.

En pleno siglo XXI, seguimos sintiendo miedo casi a diario, seguimos experimentando esas mismas sensaciones, pero debemos adaptar nuestras respuestas a los tiempos que corren. ¡Qué gran reto!.

Pero es en el mundo del deporte, ya sea profesional, amateur e incluso de base, donde más diferencias puede marcar la actitud con la que nuestros recursos nos permitan enfrentarnos al miedo. Porque en cualquier modalidad deportiva que elijamos, esta emoción milenaria nos viene a mostrar su mejor fondo de armario: miedo a perder, a no estar a la altura, a ser suplente, a sentirse rechazado, miedo a las críticas, miedo a no seguir en el equipo, miedo a las lesiones, miedo incluso, a ganar, a brillar, miedo ante la presión de no poder cumplir con las expectativas del entorno, miedo a cosas que pasarán…¡O no!.

Hay entrenadores, deportistas y profesionales del mundo del deporte, con una capacidad innata para gestionar con solvencia todo tipo de situaciones estresantes, pero son tan pocos, en relación al número de practicantes, que a los demás hay que ayudarles. Y la mejor ayuda que pueden tener en su proceso de mejora, es el acompañamiento de un coach deportivo que les asista, individualmente o como equipo.

No importa si el objetivo perseguido es el rendimiento (deporte profesional/amateur), o la formación (deporte base), en definitiva la sencilla ecuación para alcanzarlo es la misma:

éxito = (potencial) - interferencias

En la primera parte de la ecuación, que corresponde al potencial de cada deportista, un adecuado proceso de Coaching mejorará su desempeño mental y psicológico. ¿Cómo? Animándole, a través de preguntas potentes, la gran herramienta de un buen coach, a descubrir con curiosidad y cariño quién es realmente. Cuáles son sus fortalezas, sus valores, los que les conectan realmente con su esencia. Quién es cuando consigue estar conectado y alineado con ellos. Cuando consigue fluir y fundir cuerpo y mente mientras entrena o compite, y más que pensar, “siente”. El resultado: más confianza, más seguridad en sí mismo,  mejor autocontrol, mejora de la atención plena. En resumen, un incremento de potencial que lo acercará más al éxito.

Segunda parte, disminuir interferencias. La más recurrente y repetitiva: el miedo. Sigamos avanzando en el proceso: ¿Qué te atreverías a hacer hoy si no sintieras miedo? ¿Cómo sería tu rendimiento en competición si no aparecieran esos miedos? ¿Qué es lo peor que podría pasar si mañana no salen las cosas bien?. Imagina que acabas de triunfar, ¿qué le dirías a tus miedos? Lo que buscamos es dotar de los recursos necesarios al coachee, para cambiar la manera en la que se relaciona con sus temores.

Si analizamos de una forma neutra algunos de los efectos puramente físicos que produce el miedo en nuestro organismo (mayor contracción muscular, mayor ritmo cardíaco y aumento de la respiración pulmonar, dilatación de las pupilas, aumento de la atención y concentración, etc.) curiosamente lo que encontramos es “pura energía”. De ahí la importancia de hacerlo pasar por el filtro del Coaching para dejar de atender a esa voz interior de nuestro saboteador, que nos empuja a huir o peor aún, nos bloquea y lanzarnos de manera decidida a  luchar por  superar la  circunstancia, desafío o reto que la vida nos ha puesto delante.

Solo los buenos, los inconformistas, los inquietos, los que amplían cada día su zona de confort y persiguen sus sueños, están dispuestos a sentir a través del Coaching deportivo  experiencias como la que tuvo que vivir el Mariscal de Turenne, noble militar francés del siglo XVII, cuando, mirando al campo de batalla justo antes de entrar en combate, reflexionaba en el voz alta, diciendo: 

- “¿Tiemblas, cuerpo mío?…¡Más temblarías si supieras donde voy a meterte!”. 


Mariano Oyonarte
Coach Deportivo

lunes, 13 de febrero de 2017

LIDERAZGO PERSONAL: ¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?

Cuando hablamos de liderazgo personal, hacemos clara referencia a un tipo de liderazgo muy sui generis. Siempre que imparto algún  seminario sobre dicho tema, mi pregunta hacia el distinguido público es la de siempre: ¿Cuántos de la sala se consideran auténticos líderes?



Independientemente de la respuesta dada, la mía, es que todos y cada uno de nosotros tenemos al menos alguien a quien dirigir, y ese alguien es nada menos que a nosotros mismos. Por consiguiente, el liderazgo personal es la capacidad de liderarse a uno mismo; con todo lo que ello conlleva, esto es, dirigir nuestras propias metas hacia donde realmente nos interesa, etc, y lo más primordial de todo, así al menos lo consideramos a la hora de realizar esta breve exhortación, tener la suficiente parusía, es decir, valentía, de hacer una auténtica introspección ontológica y descubrir la bestia que existe dentro de nosotros mismos para descubrir lo brillantes que podemos ser en cualquier área o campo que nos propongamos.

Por consiguiente, podemos observar que es un liderazgo al alcance de toda persona humana siempre y cuando esta se lo proponga.

A continuación, no obstante, queremos brindaros una serie de trucos reales para abordar de un modo más fácil, si cabe, el tema que nos ocupa. A saber:

En primer lugar, y en palabras de un colega de profesión al que estimo pues ha sido profesor mío, entre otros muchos motivos, deciros que lo que debemos hacer es zafarrancho, en el sentido de desprendernos de todo lo que llevemos en nuestras mochilas imaginarias y realmente no hacen otra cosa que hacernos mal. Todos sabemos de forma fehaciente que nos perjudica.

En un segundo lugar, debemos salir, en terminología psicológica, de nuestra zona de confort con lo que esto  acarrea, esto es, no tener miedo al típico “que dirán” o simplemente a un rechazo no sabemos por parte de quien… En palabras también de mi profesor y colega, tenemos que salir de nuestra “habitación del miedo”.

Algo que no se nos puede olvidar, hace referencia, a coger los toros por los cuernos, perdón por la expresión utilizada, o dicho de otra manera, tomar la hoja de ruta que consideremos correcta para dirigir de forma efectiva y eficaz nuestra vida.


Eliminemos definitivamente todo lo tóxico que nos rodea, incluido aquellas personas que consideremos toxicas de una manera o de otra. (niégome a pensar pues, que el auténtico tóxico seamos nosotros mismos…) Y sobre todo, lo que consideramos lo más importante, sin obviar lo comentado, creer en uno mismo y saber que somos personas maravillosas con nombres y apellidos. Seres amados y que amamos, aceptándonos tal y como somos y saber que podemos cambiar aquello que sea necesario, cambiando nuestro focus. Item más, no olvidemos que el mejor Coach del mundo reside muy cerca de nuestro entorno. ¿Saben cuál es?  


José L. Ripoll Bruno. Coach ejecutivo & ontológico.

 



lunes, 6 de febrero de 2017

¡QUIERO JUGAR PARA MÍ!

Hace poco más de dos años en una de esas convesaciones que genera el coaching, con un deportista de poco mas de 17 años surgio una pregunta que no recuerdo muy bien nos llevo a esta conversacion:

Coach :
¿Que hace que te comportes asi?, ¿Quien eres cuando te comportas asi?

Coachee :
 Mira Kike, realmente no soy como me comporto, pero tampoco quiero ser la persona que mis padres quieren que sea, estudiar lo que ellos quieren que estudie, llevar traje y corbata como mi padre, aun no se que quiero ser profesionalmente, tampoco quiero jugar como ellos quieren que juegue, ni para ellos.

    Mi sueño seria ser profesional, soy feliz haciendo lo que vivo junto a mis compañeros y amigos, es mi valvula de escape. olvido mis problemas en casa, mi unico objetivo al competir es jugar para disfrutar y  hacer a mis compañeros mejores.
 ¡Kike, Quiero jugar para mi!, ese es mi primer objetivo, ser feliz jugando, que dejen de presionarme si juego mas o menos, o si mi compañero es mejor o peor.


¿Que significa quiero jugar para mi?
¿Que quieren decirnos realmente?






Despues de darle mil vueltas entiendo que quieren decir:

¡QUIERO MOVER MIS FORTALEZAS!
¡QUIERO EXPLOTAR MIS OPORTUNIDADES!
¡QUIERO SENTIR LA VIDA!
¡MEREZCO LO MEJOR!
¡QUIERO SER MOTOR DE CAMBIO!
¡QUIERO APORTAR SOLUCIONES!
¡SÉ QUE ASI SERÉ IMPARABLE!



La presión cada vez es mayor en nuestros deportistas, estudios, extraescolares, deporte, mensajes tóxicos.



¿Que podemos aportar desde el coaching deportivo?

Generar espacios para la refelxión de todas las partes implicadas en el deporte, conversaciones potentes entre todos, que aporten nuevas soluciones al desarrollo integral del deportista.


Pienso que es bueno y necesario hacer una parada, aunque sea pequeñita para poder respirar, un “reset”, desconectar, desintoxicarse del entorno, disfrutar de uno mismo, de estar presente, de lo que uno realmente desea ser, hacer y soñar. Conocernos desde el interior, lo que nos mueve, aprender a relacionarme con mis emociones, saber que significa lo que me pasa por dentro, en que situaciones, nos ayudara a comprender mejor lo que pasa fuera, nos ayudara a mejorar nuestras relaciones. El coaching te puede ayudar a ponerlo en practica, para poder aprovechar los momentos de duda para crecer, a conectar  la emoción con la acción, que nos mueva hacia lo que deseamos ser realmente pese a los obtaculos que te puedas encontrar.
El coaching te prepara para la incertidumbre no para el confort. Te prepara para saber hacer, como decia CONFUCIO:


“Leo y olvido, veo y entiendo, hago y aprendo”


El primer paso que todo entrenador deberia dar es el de sacar cueste lo que cueste la basura emocional de su equipo y de la mente de cada uno de sus deportistas. Que cada uno viva como desee vivir realmente, no como deseen los demás. ¡Que disfruten!.

¿Que aprendizajes puede aportar un proceso de coaching
para aumentar la competencia relacional y emocional del entrenador o jugador?


RELACIONAL:

-     Saber: conocimientos teóricos (cabeza)
-     Saber hacer: habilidades, destrezas, técnicas relacionales (manos, brazos y piernas)   
-     Saber ser: actitudes (corazón)

EMOCIONAL:

- Capacidad de canalizar las propias emociones / sentimientos
- Manejo de la propia vulnerabilidad y los propios límites
- Capacidad de reconocer, nombrar, aceptar... (capacidad de integración personal).

*    Extracto de mi ponencia en Jornadas de Actualización Profesional en el Deporte enmarcadas dentro de su Máster en Psicología y Coaching del Deporte y de la Actividad Física .
   (28 Diciembre 2016).

http://coachingdeldeporte.com/27-28-diciembre-jornadas-actualizacion-profesional/


Kike Fernández
Coach Profesional Deportivo

viernes, 20 de enero de 2017

CURSO UNIVERSITARIO DE COACHING EJECUTIVO VENTAJAS

Las empresas necesitan estar en constante evolución y transformación para adaptarse a los retos que se presentan y seguir adelante con éxito.

Los profesionales del coaching ejecutivo acompañamos a nuestros clientes a gestionar mejor los cambios y optimizar la estrategia más efectiva para su logro.

Con este curso, los gerentes, directivos y mandos intermedios podrán obtener:
-Autoconocimiento de sus Fortalezas y debilidades
-Descubrir nuevos recursos para la gestión de las emociones.
-Potenciar sus talentos
-Desarrollar estrategias para optimizar su liderazgo
-Promover mayor conocimiento de su equipo y mejorar su gestión
-Potenciar su visión estratégica
-Inspirar a sus colaboradores y alinearlos con los valores de su empresa.



MATRÍCULA

sábado, 14 de enero de 2017

FERNANDO BOTELLA IMPARTIRÁ MASTER CLASS EN MURCIA EN CURSO COACHING EJECUTIVO Y DE EQUIPOS

El I Curso Universitario de Coaching Ejecutivo y de Equipos de La Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Murcia en colaboración con nuestra Escuela de Coaching Empresarial tendrá el honor de contar entre su profesorado con Fernado Botella, que ofrecerá una máster class exclusiva para los alumnos de este curso.

¿ Quién es Fernando Botella?
Business Trainer. Experto en liderazgo, talento, innovación y transformación de organizaciones
Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia; Máster en Dirección y Administración de Empresas por ICADE; Coach Ejecutivo Diplomado por la Escuela Europea de Coaching; miembro del USA Neuroleadership Institute y del seminario “Education&Technology” de la Universidad de Harvard.
Atesora una extensa trayectoria como directivo, ya que durante más de 20 años ocupó diferentes puestos de este nivel en las áreas de Marketing y Ventas en la industria farmacéutica.
CEO de Think&Action
Actualmente dirige su propia compañía, Think&Action, consultora especializada en desarrollo de talento y en innovación y transformación organizativa, entre cuyos clientes se encuentran multinacionales como Bayer, Repsol, Lilly, Desigual, Danone o Inditex, entre otras muchas.
Como ejemplos, Fernando Botella es el responsable del diseño, la creación y el desarrollo de las escuelas de liderazgo de compañías como Desigual, Red Eléctrica o Tempe (Grupo Inditex). Actúa también como business trainer de Directores Generales, Comités de Dirección y Directores de área en empresas como Danone, Genzyme, Musgrave, Eurofragance o Aegon, a los que acompaña en el doble reto de hacer crecer sus organizaciones y departamentos, y, al mismo tiempo, desarrollar su propio talento. Imparte programas de innovación y pensamiento creativo en instituciones públicas como el INAP o la SEPI, así como en entidades privadas, a las que ayuda a despertar el potencial creativo de sus equipos y a canalizarlo estratégicamente.
Speaker
Es, además, un reconocido speaker en temas relacionados con la gestión y el desarrollo de personas, la innovación, la creatividad o el liderazgo.
Su presencia es habitual en seminarios nacionales e internacionales, donde destaca por su capacidad de innovación, comunicación y conexión con el público.
Profesor en escuelas de negocio
Ejerce desde hace 20 años como profesor en diferentes escuelas de negocio y universidades, como EOI, Instituto de Empresa o la Universidad Europea de Madrid. Y como profesor invitado en prestigiosas universidades como la de Stanford o la de Florida, en EEUU.
Escritor
Comparte todo su conocimiento y experiencias vitales a través de un blog personal titulado “El blog de Fernando Botella”
www.fernandobotella.net y es autor de libros como “Atrévete” (Alienta Editorial 2012) o “La fuerza de la ilusión”, escrito junto al mago Jorge Blass (Alienta Editorial 2011). Texto tomado de web thinkandaction.com



El próximo viernes finaliza el plazo de inscripción para este curso:

miércoles, 11 de enero de 2017

VISIÓN Y METAS PARA EL AÑO QUE COMIENZA

Es del todo y por todos conocidos, la notoria sentencia antes de empezar un año nuevo, de comenzar a realizar algún tipo de deporte, dejar de fumar, etc, etc, etc.



Se me viene a la cabeza, lo siguiente: ¿Qué ocurría si empezáramos el año, visualizando cómo sería nuestra vida si contáramos con una claridad, enfoque, automotivación y un sistema bastante productivo y certificado mediante las herramientas tan poderosamente brutales que poseemos de Coaching, para conseguir vivir lo que tan ansiosamente anhelamos y que, por ende, soñamos?

Para ello, necesitamos de forma imperiosa clarificar lo que realmente deseamos, de tal suerte, que nos liberemos de aquello que nos frena o ata, y poner auténtica pasión de forma constante hasta conseguirlo.

La pregunta del millón que podría plantearse más de uno, es: ¿Por dónde empiezo? Quizá una posible respuesta podría ser, que no se sabe que es lo que se quiere o no saber realmente que es lo que nos apasiona. Ítem más, y aquí enlazamos con el principio de nuestra exhortación, se puede empezar la realización de una determinada tarea y no finiquitarla nunca…

Para ello, nos permitimos la licencia de regalar a nuestros insignes lectores y colegas una serie de ítems automotivacionales, que aunque conocidos por todos, no eximen de ser no recordados. A saber:

1. Fijémonos metas realistas.
2. Regalémonos lo que consideremos cuando hayamos conseguida la meta.
3. Evitemos postergar las tareas pues esto disminuye nuestra automotivación y no sentimos ganas de realizar aquello que nos proponemos.
4. Si es necesario aprehender nuevas actitudes para conseguir el éxito en la empresa que nos proponemos, no dudemos en ponernos mano a la obra.
5. Actitud positiva y realista ante todo.
6. Limitarla en el tiempo.
7. Ecológica; esto es, beneficiosa para la persona humana que se propone dicho objetivo y para aquellos que le rodean.

Con estas líneas, nuestro propósito para este año, es regalar a la familia de Coaches, en particular y a todos, en general, que nada ni nadie nos impida la realización de nuestros sueños y que no olvidemos que hagamos lo que hagamos en esta vida pasajera, el mayor tesoro que ya poseemos y no nos lo puede quitar nadie, somos nosotros mismos con nuestras carencias y virtudes. Somos hijos de la luz!

José Luis Ripoll Bruno. 
(Coach Profesional, socio Aprocorm)


“Una persona feliz es la que conoce sus posibilidades y las ejecuta constantemente”